Últimamente he tenido muy poco tiempo y muchas preocupaciones laborales como para ponerme a escribir. Y las sigo teniendo. Pero estos días está pasando algo que me ha despertado una reflexión y creo que vale dedicarle unos minutos.

Se trata del Ice Bucket Challenge. Esta es una iniciativa impulsada por varias asociaciones dedicadas a luchar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica. El caso es que muchos famosillos y algunos famosuchos se han dedicado a tirarse por encima un cubo de agua helado. Y yo, que odio tanto las modas virales, como ya sabéis, enseguida me puse a criticar en Facebook el nuevo estúpido fenómeno viral.

Pero resulta que aquí metí la pata, porque detrás de eso había mucho más. Cada persona que se grabara tirándose un cubo de agua helada tenía que donar X cantidad de dinero a la causa. Y claro, no podía ser cualquiera quien saliera haciendo eso. Tenía que ser alguien con tirón para darle alas al asunto.

Enseguida empezaron a salir famosos mojándose supuestamente por la ELA. Y digo supuestamente, porque desde las asociaciones españolas se asegura que no están llegando apenas donaciones. Cosa rara, cuando los vídeos de nuestras celebridades tiritando de frío inundan la red. Y no solo nuestras estrellas, también a nivel internacional.

 

¿Qué ha pasado aquí? Pues que, como pasa siempre, los famosos pasan a ser meros portadores de mensajes. Prescriptores. Sirven como foco mediático de lo que se quiere destacar, pero el caso del Ice Bucket Challenge pone de relieve que no se suelen implicar realmente en las causas benéficas que dicen apoyar. Esto nos debe hacer desconfiar, pues muchos solo buscan ponerse una medallita. Como Apple, que dice ser una empresa sostenible pero sus productos “que ya no sirven” acaban en vertederos tecnólogicos africanos.

Esto del Ice Bucket Challenge se ha convertido en un jueguecito. O en una estrategia de marca personal, incluso. Marketing puro y duro para que percibamos una imagen simpática y cercana de esta gente. Los famosillos se nominan unos a otros como si fuera un entretenimiento y nosotros como espectadores vemos los vídeos para ver como “sufren” nuestros ídolos. Y de la ELA, nos olvidamos.

¿Por qué ha fracasado esta campaña, a pesar de haberse convertido en el nuevo fenómeno viral del momento? En mi opinión, lo que ha pasado es que esta iniciativa se ha vampirizado. Es decir, es inicialmente una idea tan buena eso de hacer que famosos de manera solidaria se tiren agua helada y cubitos por encima que ha eclipsado al importante mensaje  y a la “marca” que hay detrás, haciéndola invisible: la ELA es una enfermedad devastadora que no tiene cura y deja a los que la padecen en una situación muy delicada. Por decirlo de una forma. Pero claro, de la ELA…nos hemos olvidado. 

PD: ¿Por qué se tiran agua helada por encima? ¿Qué relación tiene con la enfermedad? No tiene sentido.

PD2: Por suerte, estoy inmerso en un proyecto profesional y no tengo mucho tiempo para dedicar a este blog. Lo haré de manera esporádica, como un hobby. O como hoy…cuando algo me invite a reflexionar y escribir.

 

Me he encontrado por ahí un vídeo muy fresco y ameno que habla sobre el Storytelling y de cómo se puede generar emociones en tus clientes para conmoverlo y conectarlo con tu marca. En definitiva, en este vídeo (te lo pondré al final del post) se explica como mejorar el engagement de nuestra marca con su audiencia y sus clientes.

El autor es James Wedmore, un experto en Marketing y en el estudio del comportamiento humano y  al que, además, se le entiende maravillosamente bien en inglés sin necesidad de subtítulos. No como a esta gente de la que os hablaba en unos de mis últimos posts.

Pero dejémonos de preámbulos, voy a empezar a hablaros del contenido del vídeo. James empieza diciendo que va a hablarte de un poder muy especial que, bien usado, va a permitirte conectar con tus clientes y atraparlosEse poder es el Storytelling. 

5 tipos de historias para conectar con tu audiencia

Según James Wedmore, cuando éramos pequeños había cuatro palabras (tres en español) que eran capaces de captar nuestra atención y dejar volar nuestra imaginación: Once upon a time (Érase una vez…). Eran una palabras mágicas que nos permitirían vivir aventuras, conocer a alguien o visitar y explorar un nuevo mundo. Estas palabras nos hacían permanecer atentos a lo que nos estaban contando, nos mantenían entretenidos.

Y ahora, aunque todos hemos crecido, nada ha cambiado. Las historias siguen siendo igual de poderosas. Captan nuestra atención, nos enseñan grandes lecciones y nos inspiran. Por ello, es fácil comprender lo importante que es aplicar el Storytelling en cualquier interacción con tu audiencia.

5 tipos de historias para conmover a tu audiencia

 

James Wedmore ha hecho una clasificación de cinco tipos de historias que puedes contar a tu audiencia para conectar con ella y conmoverla. Esto, por cierto, es aplicable a cualquier ámbito de la vida y en cualquier contexto: ponencias, conferencias, relaciones interpersonales, etc.

1. El primer tipo de historia con gran poder de conectar con tus clientes es El Viaje Personal (The Personal Journey). Es muy posible que tu negocio o tu proyecto tenga detrás alguna buena historia detrás que sea digna de contar. Quizá alguna experiencia tuya pueda aportar mucho al mundo.

Puede tratarse de la decisión de resolver un problema sin solución o el encendido de una bombilla dentro de tu cabeza que te inspiró  para fundar tu negocio. Según James Wedmore, ése es el tipo de historia que a la gente le encanta escuchar. No te dediques exclusivamente a presentar los beneficios de lo que ofreces.

2. El segundo tipo de historia para cautivar a tu audiencia es la Superación de Obstáculos. Todos amamos las historias cuyos protagonistas superan unos determinados problemas. Quizá tú o uno de tus consumidores habéis protagonizado gestas que parecían imposibles para alcanzar una meta. Todos tenemos experiencias así que nos han hecho estar donde estamos ahora y que, por ello, merecen ser contadas.

Cuando compartes con el mundo tus problemas pasados y las dificultades que has ido encontrándote en el camino, tu audiencia va a responder muy favorablemente a este tipo de contenido. 

¿Y quién sabe? Quizá eso que tu experimentaste en el pasado, puede estar sucediéndole en este mismo momento a alguno de tus clientes. Le vas a servir de inspiración y se va a identificar con tu marca.

3. Otro tipo de historia muy persuasiva e inspiradora es la Fábula. Todos las conocemos. Son pequeñas historias ficticias cuyos protagonistas son animales u objetos inanimados. El objetivo es transmitir de una manera breve y amena un poderoso mensaje que puede orientar nuestra conducta cotidiana o inspirarnos.

fábulas conectar audiencia

Los grandes oradores, autores y escritores emplean las fábulas para transmitir valores morales o lecciones trascendentales. El ejemplo que pone James es el de el cuento llamado ¿Quién movió mi queso? En cuanto a mí, no soy fan de Jorge Bucay. Pero este cuento suyo es un gran ejemplo de fábula que todos podemos-y debemos- aplicar en nuestra vida diaria. Te lo recomiendo personalmente, y solo te llevará 2 minutos leerlo.

4. El cuarto tipo de historia que te hará conectar con tus clientes es la Historia Inspiradora. La gente quiere que le inspiren. Esto no tiene vuelta de hoja. Las personas queremos creer que lo imposible puede ocurrir. James Wedmore destaca la importancia de mirar alrededor. Hay grandes historias inspiradoras protagonizadas por actores, deportistas, otros personajes célebres e incluso clientes que hayas tenido. Y estas historias necesitan ser contadas, por que tu audiencia las necesita.

5. Por último, el quinto tipo de historia que puedes contar para conectar con tu audiencia es la Historia de Advertencia. O de aviso. Se trata simplemente de informar sobre los riesgos que conlleva realizar ciertos actos o las consecuencias de determinadas decisiones. Según James Wedmore, una de las motivaciones más profundas del ser humano es evitar el dolor (en el campo empresarial y del marketing, el dolor hace referencia a algo que le preocupa al cliente).

Si no, piensa en los motivos de éxito que tienen los informativos. Tendemos a creer que estando informados de lo que sucede en la actualidad estamos a salvo de los peligros. Por ello, es vital proporcionarle a tu cliente información importante. ¿Pero qué información es importante? Básicamente, es aquella que le permite ahorrar tiempo y/o dinero tras acceder a ella.

Estos son los cinco tipos de historias que James Wedmore te recomienda incorporar a tu estrategia de Marketing de Contenidos para conectar con tu audiencia. Recuerda, no todo es promoción y autobombo😉

Aquí tienes el vídeo de James Wedmore que me ha “inspirado” para escribir este post.

 

Al final del vídeo James te propone un ejercicio. Coge papel y boli y escribe que cualidades o elementos de tu vida o de tu personalidad consideras que son dignos de transmitir a los demás. También sirven momentos en los que lo hayas pasado mal, alguna idea que haya resuelto algún problema en el pasado. También puedes hablar sobre que significan tus hijos o tus perros para ti. Esto otorgará a tu empresa, o a ti mismo si eres tu propio jefe, una imagen más humana. Y el siguiente paso…es ponerse manos a la obra!

Ya solo me queda pedirte que compartas este artículo en tus redes sociales si te ha parecido interesante. ¡Hasta la semana siguiente!

Licencia Creative Commons Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

 

Hace unos días, la policía de Nueva York decidió poner en marcha una campaña en Twitter para mejorar su imagen y mostrarse como un cuerpo cercano, amistoso y en contacto con el ciudadanoAquí puedes acceder al Hashtag que crearon para la ocasión. La campaña consistía en que los usuarios de Twitter se subieran fotos con agentes para hacer gala de un buenrrollismo que, en mi opiniónno procede.

¿Pero qué ha pasado? Pues que a la Policía le ha salido el tiro por la culata (tatachán). Una vez más, lo que se supone que iba a ser algo bueno para la imagen del “anunciante”, se vuelve en su contra. La policía puso la primera piedra publicando una foto con un ciudadano para que los twitteros siguieran la misma línea, pero esto no acabó de salir bien. Amo Twitter por encima de todas las cosas (para bien y para mal). Las cagadas en materia de comunicación de terceros quedan expuestas y podemos aprender de ellas.

El caso es que, al poco tiempo, algunos genios empezaron a subir fotografías de policías que mostraban a estos agrediendo a manifestantes. Ya sabéis que la policía no es santo de mi devoción. Pienso que son unos mercenarios solo preocupados de su sueldo a fin de mes y no de hacer lo mejor por el pueblo. En este país hay suficientes pruebas de ello (desahucios). Pero ya hablé de eso.

Hay que reconocerlo. Hubo gente que sí subió fotos con lo policías, pero cuando un usuario “abre la veda”, esto se vuelve viral y cada vez más usuarios siguen el ejemplo. En cuestión de minutos Twitter se llenó de policías agrediendo a ciudadanos. No es mi intención entrar aquí en la polémica de si eran delincuentes, violentos liándola o que lo único que hicieron fue tener mala suerte y llevarse un guantazo que no era para ellos. No.

Mi objetivo es destacar y centrar la atención en el ERROR GARRAFAL que cometió este Community Manager (si es que de verdad lo es). Hay gran cantidad de ejemplos en la red de hostiones  comunicacionales como estos. Yo, en su lugar, no me habría arriesgado a llevar a cabo esta iniciativa. Cuando una “empresa” tiene dos caras (como es el caso de la Policía) es muy arriesgado llevar a cabo ciertas campañas.

Twitter es una gran herramienta al servicio de la comunicación, pero tiene sus pros y sus contras. Y hay que conocerlos. Cuando una plataforma como Twitter le da tanto protagonismo al usuario y estimula tanto su creatividad y su formación de opiniones, pasa esto. Y no tenerlo en cuenta puede provocar crisis de reputación online como ésta que nos ocupa.

Antes de poner en marcha un Hashtag, piensátelo dos veces. En este caso, creo personalmente que la policía de Nueva York debería haberse olvidado de esta iniciativa.

Una surrealista crisis de reputación online en Twitter

Otro caso sonadísimo y reciente fue el protagonizado por la Community Manager de US Airways. Todo empezó por una queja de un cliente que el responsable de comunicación estaba llevando de manera más o menos aceptable. Estaba respondiendo al usuario y pidiendo perdón por los retrasos. Ya es más de lo que hacen algunos CM, que ni contestan.

Aunque el cliente seguía quejándose, la relación cliente-marca entraba dentro de una cierta normalidad…hasta que en uno de los twits la Community Manager cargó una fotografía pornográfica. Y por lo visto, la fotografía tenía a un avión como protagonista. Esta anécdota surrealista se convirtió en TT en tan solo 25 minutos.

Yo no voy a poner la foto en este post, no quiero hacer leña del árbol caído. Si no puedes resistir la curiosidad, búscala tú mismo. El caso es que la responsable de comunicación que tuiteó esa foto fue despedida y US Airways pidió perdón. Pero el daño ya estaba hecho, mucha gente en 140 caracteres decía abiertamente que no volvería a volar con esta empresa.

En definitiva, todos estamos destinados a cometer errores. Y más en una red social, donde la faena se acumula y crece como una bola de nieve (me encanta esta metáfora). Por ello, en mi opinión es vital antes que nada pensar en los pros y en los contras de aplicar una campaña y decidir si de verdad vale la pena ponerla en marcha. Y en segundo lugar, lo que ya se ha dicho tropecientas mil veces: ten un plan de comunicación de crisis para saber qué hacer y qué decir.  El usuario siempre va a ir por delante de ti. Tienes que estar preparado.

Licencia Creative Commons Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

En este post vengo a exponer una queja personal desde mi punto de vista particular. Me vas a permitir la licencia.

Hace un tiempo leí un gran artículo sobre la Marca España de mi amiga, compañera de carrera y gran profesional Mavia Mil (sin trabajo, por si hay alguien interesado). El caso es que me gustó tanto su post que sentí una envidia sana y pensé: yo también quiero escribir un artículo sobre la Marca España.

Pero claro, para hablar sobre algo de tal magnitud había que tener un buen motivo. Se ha hablado mucho sobre esto y no quería subirme a este carro a las primeras de cambio ni de manera gratuita. 4 meses después de la publicación de Mavia, ya tengo una razón de peso.

Hace unos días leí una noticia en la edición impresa de Información un poco curiosa. También está en la edición online. Resulta que una productora ha tenido la genial idea de llevar a un pueblo de la campiña inglesa a doce españoles de pura cepa. O lo que es lo mismo, a 12 de esos compatriotas nuestros que no tienen ni idea de inglés. Esta genialidad de programa se va a llamar “Relaxing cup in the Plaza Mayor”, ya que la productora se ha inspirado en el ya mítico frasón de la Botella.

Sobre la Marca España y los "Relaxing Cup in Plaza Mayor"

Esto llevó a mi mente una reflexión evidente. Y como sois gente inteligente, supongo que vosotros la estaréis experimentando mientras leéis estas líneas:

¿Es que somos el hazmerreir del mundo entero? ¿Es representativo y real este concepto de lo que somos los españoles? ¿De verdad somos todos tan paletos, ignorantes y tan malos con los idiomas? Si lo somos, ¿de quién es la culpa? ¿Es esta nuestra Marca España?

Pero antes os voy a hablar un poquito del funcionamiento del programa. Los participantes en este reality-show tendrán que desenvolverse en ese pueblo, ir a clases y hacer deberes. El encargado de decidir quien se ha adaptado mejor a la vida y a la comunidad local será un jurado formado por habitantes del pueblo. En cuanto al papel de los espectadores, estos tendrán que decidir que alumnos están sobreviviendo peor y mandarlos para casita.

Lo más sangrante y vergonzoso es que esta propuesta ha tenido una buena acogida incluso en países que desconocen la anécdota de Ana Botella que da nombre al programa…Esto solo es un caso más. Hoy os traigo más ejemplos de lo que parece ser nuestra Marca España.

Sobre la Marca España y los "Relaxing Cup in Plaza Mayor"

Hay por ahí grandes campañas mediáticas destacando lo grandes y bonitas que son nuestras ciudades, lo buenos que son nuestros deportistas y lo sana que es la dieta mediterránea. Admito todo esto, pero algo que también se debería reconocer (para ponerle solución) es lo mal que hablan inglés algunos de nuestros representantes a nivel internacional. Y si no sabes defenderte en un idioma, no salgas hablando. Nombra un representante con conocimientos en idiomas y que haga el trabajo sucio por ti. Ganamos todos.

Para no volver a avergonzarnos de esa manera alguien que debería seguir este consejo es Emilio Botín. El jefazo del banco español por antonomasia a nivel internacional. Algunos dirán: no le hace falta saber inglés, es un pedazo de empresario que ya deja a la Marca España en muy buen lugar. Bien, pues ya os digo yo que no. Al menos no todo lo que debería. Y este vídeo me da la razón.

¿Esto es representar bien a España? No lo creo. Pero venga, más ejemplos. Rajoy tiene varios.

Más ejemplos ridículos y vergonzosos que ponen la Marca España a la altura del betún: Franco. Espero que nadie venga a buscarme ni a censurarme por criticar al Gran Caudillo.

Seguimos. Aunque nuestros políticos hunden en la miseria nuestra Marca España cada vez que abren la boca, también tenemos a Sergio Ramos.

No es por desprestigiar a nuestros grandes deportistas que saben hablar inglés como Rafa Nadal, Pau Gasol, Fernando Alonso y otros tantos, pero Ramos aquí echa por tierra la buena representación que hacen de la Marca España. Son ganadores, grandes profesionales y hablan perfectamente el inglés. Y bueno, creo que ya he puesto muchos ejemplos.

Bueno, no. Solo voy a poner un ejemplo más que para mí es una patada en la boca, teniendo en cuenta lo que odio a la tipa esta. Pero, por lo visto, Esperanza Aguirre sí cumple con uno de los requisitos que deben exigirse a un político. Habla inglés que da gusto.

El caso es que nuestra Marca España está muy maltrecha, digan lo que digan algunos sectores o actores interesados en negar esto. No solo por los idiomas, sino por las políticas de los dos últimos gobiernos, por los casos de corrupción que están salpicando a muchos políticos y por los famosos sobres. Hasta en los Simpsons se han hecho eco de esto siguiendo su habitual humor. Da que pensar, ¿verdad?

 

Por cierto, quiero decirte que con esta entrada inauguro una nueva sección en este blog. La voy a llamar Los “sobres” (entiéndase el doble sentido). A modo de crítica, me he inspirado en la financiación en B del Partido Popular. Hablaré de temas a los que quiero darles una importancia mayor que al resto de asuntos que estoy tratando, debido a la naturaleza o relevancia de los aspectos tratados. Los títulos de los posts empezaré con un “Sobre…”. Como ejemplo, tienes el título de este artículo.

Finalmente, solo me queda pedirte que compartas este artículo si estás de acuerdo con la necesidad de que entre todos mejoremos la Marca España aprendiendo idiomas de una maldita vez, empezando por los que llevan sobre sus hombros la responsabilidad y el deber de representarnos de cara al mundo. Si queremos hacernos respetar, debemos empezar por hablar bien. Hagan autocrítica, señores.

Licencia Creative Commons Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Os prometí hace un par de artículos que hablaría un poquito del curso de Marketing Digital al que asistí hace unas semanas. Fue organizado por Google y está reconocido por IAB Spain, que se encarga de representar a todos los actores de la publicidad digital (agencias, medios,anunciantes,…). Es un curso que está recorriendo distintas ciudades del país en su versión presencial. Pero si eres un amante de los cursos online en abierto, tengo buenas noticias para ti. También puedes hacerlo desde casa con tu portátil haciendo clic aquí. Te lo recomiendo, es un curso muy completo.

Hace unos días os hablé de Google Trends, uno de las estrellas de este curso. Hoy vengo a hablar de otro de sus protagonistas estelares: la usabilidad. Ésta, según Wikipedia, hace referencia a lo fácil que es usar o manejar un determinado objeto o herramienta para conseguir un objetivo. Llevado a lo que nos ocupa, la usabilidad web es la claridad y sencillez con la que se diseña una página web.

En ese sentido, la usabilidad persigue que el usuario tenga una gran y cómoda experiencia de navegación. Todos los esfuerzos de diseño y de programación pasan por que el usuario lo tenga fácil a la hora de navegar y que encuentre lo que está buscando. O dicho de otra forma, la usabilidad es el medio para que el usuario de internet haga lo que yo o tú, como dueños de una página web o tienda virtual, queremos que haga. Por lo tanto, la usabilidad web y las conversiones están estrechamente relacionadas. Pero este concepto en realidad no es algo tan nuevo, sino que se lleva aplicando desde el comienzo de los tiempos😛

Un ejemplo lo tenemos en las carreteras y autovías. Éstas tienen la función de comunicar distintos lugares, pueblos o ciudades entre sí. Por ello, están construidas pensando en el conductor. El objetivo de estas carreteras es que éste sea capaz de ir desde un punto a otro sin perderse y que viaje con cuanta más seguridad mejor. La señalización, paneles interactivos con información en tiempo real sobre atascos o condiciones atmosféricas y los distintos carriles tienen la función de hacer la conducción por las carreteras más intuitiva y segura. Nos gusta tener todo fácil y cuanto más despejado, mejor.

¿Usabilidad? No lo creo.

¿Usabilidad? No lo creo.

Otro ejemplo clásico de usabilidad lo encontramos en los supermercados. Estos están concebidos para maximizar las conversiones. O, trasladado al mundo offline, las ventas. Es decir, los supermercados disponen los alimentos básicos hacia el final de sus establecimientos para que de camino a esa sección vayas viendo otros alimentos menos esenciales y los “pesques”.

Lo mismo sucede con las partes cercanas a las cajas, donde colocan productos a los que quieren darle más salida al mismo tiempo que te sugieren ofertas y promociones. Las cajas de los supermercados podrían ser una equivalencia de nuestra home con productos destacados o de alguna landing page específica. Le muestras al cliente desde el principio o en el momento de la verdad lo que quieres que compre.

Así, es fácil entender que la usabilidad lo inunda todo. La idea es que el usuario no se pierda en la tienda/autovía/página web. Tiene unos enormes beneficios aplicar la usabilidad a nuestro negocio ya que maximiza los ingresos al ponérselo fácil a los clientes. Si se lo pones todo en bandeja, será más fácil que te compre.

Hace cosa de dos meses asistí a la V Edición del Iday de Alicante y tuve la suerte de presenciar una ponencia de Iñaki Tovar, de Webpositer. En su intervención, Iñaki hablaba de maximizar conversiones en el comercio electrónico (llamó a su presentación “Convierte como puedas” :P) e introdujo el concepto del Test de la mamá. Consiste simplemente en poner a nuestras madres o padres a navegar por nuestras webs para ver si se desenvuelven bien y realizan sin problemas lo que yo quiero que realicen.


carrito compra

Esta anécdota de Iñaki no hace más que resaltar la importancia  de hacer tests de usabilidad y tests A/B para comprobar si nuestra web funciona bien y para probar distintas versiones, por ejemplo, de una landing page. Estos tests proporcionan información de primera mano sobre como están “usando” nuestra página web y, por lo tanto, permite ver y corregir errores de usabilidad teniendo en cuenta el modo de navegar de los clientes.

click hereLas pruebas consisten en reunir a un grupo de usuarios de una aplicación o página web y pedirles que realicen las tareas para las que fue diseñada. Por ejemplo, si tenemos una tienda online le pediríamos a estos usuarios que intenten realizar una compra para ver como realizan el proceso. Se les puede presentar distintas versiones de la web o de una determinada landing page para ver cuál funciona mejor. También se puede probar con distintos tamaños de las imágenes o con la combinación de colores, etc. Son los tests A/B.

En estos tests hay que tener en cuenta varios criterios para decidir. Tres de esas variables que se emplean son las siguientes:

  • exactitud: mide los errores que comete el usuario mientras realiza la tarea propuesta.
  • tiempo: lo que tarda el cliente en llevar a cabo la acción.
  • respuesta emocional: ¿qué siente el usuario al acabar la tarea? ¿se siente satisfecho? ¿ha sido cómoda la experiencia de navegación? ¿está tenso o agobiado?

Para mí, la más importante de estas tres es la de la respuesta emocional. Ésta es un perfecto reflejo de que estamos haciendo las cosas bien-o mal- en nuestra página web. Si nuestro cliente está contento tras haber realizado una acción en nuestra web es síntoma de que todo está más o menos en orden y de que estamos en el buen camino. Aún así, seguro que hay algo que mejorar y hay que aprovechar estos tests para pulir esos pequeños fallos.

Por último, algo importantísimo para la usabilidad es que el usuario sepa en cada momento en que parte de la web o del proceso de compra está. Para ello, se debe mostrar al usuario en la parte de la arriba de la ventana de navegación en que sección se encuentra. Es lo que se conoce como breadcrumbs (migas de pan). Muestran el camino que el cliente está siguiendo. Si tienes una web o tienda online en WordPress las puedes instalar fácilmente mediante un plugin. En este post se explica de una manera muy sencilla.

Breadcrumbs Amazon

En esta captura de pantalla se aprecia muy bien la función que cumplen las breadcrumbs. He realizado una búsqueda de prueba en Amazon sobre tablets y se puede ver que tienen perfectamente habilitadas las migas de pan para que el cliente no se pierda. Esto mejora la usabilidad de cara al usuario y por consiguiente, permite generar más ventas porque está cómodo y completa el proceso de compra.

Otro gran recurso que permite mejorar la usabilidad de nuestra web es indicar al usuario que una tarea se ha realizado correctamente. Por ejemplo, cuando queremos cambiar nuestra contraseña y se nos avisa de que se ha cambiado satisfactoriamente. Esto, que parece de cajón, es importante porque el usuario tiene claro que ha concluido la tarea que se disponía a hacer y despeja dudas. Y el usuario no quiere dudas.

Otro factor de usabilidad es aquél que nos permite  ir desde la parte de abajo de una página a la parte de arriba de ésta pulsando un simple botón, que suele ser una flechita situado en la parte derecha. Esto, personalmente, me encanta. Es comodísimo, sobre todo cuando estás leyendo artículos largos y volver arriba manualmente es un rollo😉

usabilidad flecha volver arriba

Un gran ejemplo es el blog personal de Victor Martín, donde además de tener la flecha en la parte derecha, podrás ver que el menú de la parte de arriba te acompaña a medida que vas leyendo sus posts. Me gusta mucho su blog porque es muy cómodo navegar por él, además de ofrecer información interesantísima sobre Marketing Online.

Resumiendo: si quieres rentabilizar más tu tienda online o página web pónselo fácil a tu usuario o cliente. Haz que encuentre lo que busque de manera rápida y que su navegación sea sencilla y cómoda. Escúchale, aprende de su experiencia y elimina lo innecesario. Indícale en cada momento en que parte de tu web está y que es lo que está haciendo. Ganarás mucho.

Espero que este artículo te haya parecido interesante y que si es así lo compartas en las redes sociales!

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

(…y la de los que están a su alrededor).

El pasado viernes 4 de abril la Sexta emitió un gran reportaje de investigación que me hizo reflexionar. El programa Equipo de Investigación trató esta vez sobre lo que han llamado “La guerra del céntimo“. Seguro que habrás visto por ahí un montón de ofertas de tres barras de pan a un euro. Pues resulta que una empresa catalana llamada Granier se ha hecho de oro explotando un modelo de negocio que consiste en vender tres croissants por 1,5 euros. Es su producto estrella, por lo visto. El caso es que se están expandiendo como la pólvora por todo el territorio nacional y ya cuentan con 170 franquicias. ¿Pero a qué precio?

Como se pudo ver en el reportaje del viernes, cada vez que Granier abre una franquicia las panaderias tradicionales de barrio ven como pierden clientes y algunas incluso, tienen que cerrar. Esto es así porque Granier fija unos precios a la baja que los demás panaderos no son capaces de igualar. Hacer un croissant casero a los panaderos tradicionales ya les cuesta alrededor de 45 céntimos. Por ello, resulta evidente que están perdiendo una batalla. Supuestamente, la fijación de precios es libre. ¿Pero qué pasa si esa fijación de precios roza la competencia desleal?

¿Pero de verdad estamos ante un caso de competencia desleal? No es fácil determinarlo. La ley sostiene que la fijación de precios es libre, como ya se ha dicho. Se considera competencia desleal la venta de bienes por un precio inferior al coste de su producción cuando pueda inducir a error a los consumidor acerca del precio de otros productos o servicios del mismo establecimiento; cuando tenga como finalidad desacreditar el prestigio de un producto o establecimiento ajeno o cuando se pretenda eliminar a un competidor del mercado.

Con estos datos en la mano, se puede llegar a la conclusión de que Granier no ofrece productos a un precio inferior a su coste de producción. Se puede permitir poner esos precios por la disminución de costes. Pero, en mi opinión, Granier si busca eliminar a un competidor del mercado: los demás establecimientos.

Ha habido muchas quejas y polémicas por el modelo de negocio adoptado por esta franquicia. Muchas panaderías y comercios tradicionales están teniendo que cerrar por la competencia agresiva de Granier. Pero más allá de un supuesto caso de competencia desleal (no entiendo de derecho), hay otra problemática más grave.

Estamos acostumbrados a la filosofía Low Cost. Esta se basa en el siguiente precepto básico: reducir costes para poder vender más barato sin que el producto o servicio pierda calidad. Esto engloba a todos los aspectos: marketing, producción, distribución, capital fijo y variable… Se trata de eliminar a cuantos más intermediarios mejor en la cadena de distribución, no tener una tienda física (caso del comercio electrónico) o renunciar al diseño del packaging.

Hay casos exitosos de filosofía Low Cost que sí cumplen estas condiciones, incluso el de ofrecer una buena calidad. Ikea podría ser un ejemplo, ya que se ahorra dinero “invitando” al cliente a que se monte él mismo los muebles. El modelo Low Cost no es bueno ni malo por sí mismo, en mi opinión. Se debe hablar mejor de sectores o tipos de negocio donde esta filosofía es más aplicable y otros donde me parece que es mejor no aplicarla.

Por ejemplo, en la alimentación. A todos nos gusta salir a comer barato. Pero, ¿y si supierámos como está hecho eso que comemos? En el caso de Granier, las materias primas no son de mucha calidad, por decirlo así. En una parte del reportaje se entrevistó a una nutricionista y no dijo cosas muy buenas…Aquí tenéis esa parte del programa.

 

¿Cuál es la conclusión de este post? Para algunos sectores sí, pero aplicar el modelo Low Cost a los de alimentación o gastronomía no es lo más recomendable. Ya ha quedado claro que se tiene que recortar de algún lado. En el caso de Granier, recortan en la calidad de las materias primas y en el proceso de producción. No estoy queriendo decir que todas las empresas y franquicias de alimentación o restauración lo hagan. Aún así, me atrevo a decir que los bajos precios a menudo tienen detrás una mala calidad. Pero lo que quiero decir es que esto debería hacernos pensar en lo que comemos a diario.

¿Cuál es el problema? Posicionarse a favor o en contra de esta cadena de panaderías no es fácil sin tener en cuenta todos los argumentos. Ayer le conté a un amigo que estaba pensando escribir sobre esto. Y me dijo que así es el mercado (así de injusto y de irracional, pienso yo). El que consigue abaratar costes es el que se acaba imponiendo en el mercado. Me puso también el ejemplo de Primark. Y lo que me jode, es que tiene razón. Porque, por otro lado, no todo es malo. La expansión de Granier por toda la geografía nacional está contribuyendo a crear mucho empleo.

Para acabar, decir que a todos nos gusta ahorrar. Sobre todo hoy en día. Y a todos nos gusta salir a comer barato. Este gran reportaje de Equipo de Investigación se nos olvidará cuando estemos por la calle muertos de hambre y veamos un 100 montaditos, un Burguer King o un kebab. Se te olvidará a ti. Y se me olvidará a mí.

Para acabar, el favor de siempre. Comparte este artículo en las redes sociales!🙂

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

 

La semana pasada tuve la oportunidad de hacer networking gracias a un curso de Marketing Digital con profesionales del marketing y de otros sectores. Intercambiamos opiniones y datos, pero también experiencias y proyectos. El caso es que a uno de estos profesionales le hablé de mi anterior post sobre los Selfies y tuvo el detalle de pasarme esta estadística para que hiciera una continuación del artículo (¡Gracias, Sergio!).

Histórico de búsquedas en Google del término Selfie

Histórico de búsquedas en Google del término Selfie

Pero como ya sabéis, estoy harto de los Selfies. Así que, en lugar de meterme más en ese tema, voy a hablar sobre la herramienta Google Trends. Ya la conocía por este genial artículo de Luis M. Villanueva, pero aun así para mí es uno de los descubrimientos del curso. Por cierto, os hablaré más de su contenido en próximas entradas. Pero mientras ordeno esa información, vamos a darle caña a esto.

Antes que nada,  entra tú mismo en Google Trends  para que puedas experimentar con ella. Este “invento” de Google puede medir el interés de los usuarios por una determinada palabra clave en lo que a las búsquedas se refiere. Una de las ventajas de Trends es que puedes ver la evolución de las búsquedas de ese término en una amplia línea temporal. Los datos no son absolutos, pero sí reflejan de una manera muy objetiva el comportamiento de los internautas y los asuntos que pasan por su cabecita.

Una vez entras, en la parte superior izquierda de la página principal puedes segmentar las búsquedas por países. Lo que Trends te ofrecerá serán estadísticas relacionadas con tu palabra clave en el país escogido. Un poco más hacia bajo y también a la izquierda puedes ver las tendencias actuales y las búsquedas más populares.

Esto es muy interesante, porque podrás saber que le preocupa al usuario en el momento presente. Todo esto está relacionado con la actualidad. Lo que muestra esta herramienta es la influencia de alguna noticia o suceso sobre el comportamiento del usuario, recogiendo la consecuente subida de búsquedas sobre un determinado tema. Por ejemplo, si aumenta el número de búsquedas sobre Pau Gasol, probablemente sea porque le haya sucedido algo o por estar de actualidad por diversas razones. Así, es posible determinar mejor el alcance de los fenómenos virales.

En la parte central de la home, Trends te ofrece información sobre los personajes, programas de televisión y palabras más buscadas el año anterior. Por último, en la parte derecha podrás ver una sección destacada con datos que desde esta herramienta consideran relevantes. Pero vamos a entrar ya en materia.

Una de las aplicaciones prácticas de Google Trends es la posibilidad de saber si una palabra clave de nuestro nicho de mercado o relativa a nuestro negocio está generando interés en los usuarios. La mejor manera de explicar esto es con un ejemplo. Personalmente, me interesa saber si el Marketing de Contenidos sigue despertando la misma expectación que cuando empecé a escuchar ese concepto a comienzos de 2012.

trends mk cont

El Marketing de Contenidos y sus altibajos

Al introducir el término Marketing de Contenidos, puedes ver que este concepto empezó a abrirse hueco a partir de noviembre de 2011 y que ha pasado por una serie de altibajos hasta llegar al momento actual. Antes de esa fecha, no hay nada. Si te fijas bien, en la tabla aparecen señalados varios puntos con letras del abecedario.

Estos puntos álgidos coinciden con algún hecho relevante o noticia relacionada con el concepto en cuestión, como ya he comentado antes. Así, Google Trends actúa de barómetro, es como una especie de bolsa virtual que muestra como “suben o bajan las acciones” de las palabras clave debido a algún suceso o evento. Una buena muestra de esto es que en octubre de 2013 se publicó la noticia de que un 80% de las empresas invertiría en Marketing de Contenidos en 2014. Este hecho llevó a esta palabra clave hasta su pico más alto (la letra B en la gráfica).

Así, Google Trends tiene en cuenta dos aspectos. El primero es el tiempo, representado en el eje horizontal de la gráfica. Abarca desde 2004 hasta la actualidad. El otro parámetro es la frecuencia de búsqueda de un término a nivel global (representado en números). Así es como sabemos el interés está generando una palabra clave en concreto en un momento dado.

¿Pero qué ventajas tiene Google Trends? Éstas son algunas:

  • Te permite ver si algún producto o servicio tiene un carácter estacional.
  • Puedes comparar dos términos de búsqueda para ver cuál te conviene más.
  • Tienes la posibilidad de comparar el tráfico entre dos webs para saber en cual deberías anunciarte.

En la interfaz de Trends encontramos otras secciones que también ofrecen información muy interesante, como puede ser el interés geográfico. Para poder ver esto, he introducido el concepto “Social Media”. Arroja datos reveladores.

Social Media google trends

Frecuencia de búsqueda del término Social Media a lo largo del tiempo.

Como se puede ver, el país donde más se busca el término Social Media es Kenia, seguido de Sudáfrica y Singapur. Es curioso, por que estos tres países tienen una estrecha relación con las redes sociales. En Kenia es destacable la presencia de empresas cuyos servicios son la gestión de las redes sociales de sus clientes (!¡), mientras que en Sudáfrica más de 5 millones de habitantes tienen Facebook y el 69% de ellos se conecta a diario. En cuanto a Singapur, es uno de los países emergentes en los que las redes sociales tienen un mayor uso. Quizá tenga que ver con su puntero centro de negocios relacionados con la investigación en Nanotecnología, Bioinformática, Biología de Procesos, etc.

En la parte inferior del informe que Trends te trae, puedes ver las búsquedas relacionadas con el término que has introducido. Así, vas a tener otra manera de conocer qué palabras clave son las más usadas por los usuarios para buscar aquello que tú ofreces.

Por último, vamos a hacer una comparación entre dos términos de búsqueda. He escogido las palabras clave Social Media Marketing y Redes Sociales. Esto nos permite ver de manera rápida que palabra clave nos conviene más para nuestro negocio. Por ejemplo, si somos una empresa que se encarga de gestionar la presencia de la empresa en redes sociales en España, deberíamos decantarnos por el término Redes Sociales para posicionarlo.

comparación palabras clave Google Trends

Por lo tanto, es fácil suponer que estamos ante una potente herramienta que puede servir como complemento a un estudio de mercado a distintos niveles, para obtener información importante relativa a nuestro sector y para algo esencial: conocer el comportamiento de los usuarios en Internet. Y tú, ¿aún no usas Google Trends?

Por cierto, si te interesa todo el mundillo de aplicaciones de Google, te dejo un enlace a un artículo que escribí sobre Music Timeline. Es una base de datos muy interactiva y visual sobre los distintos géneros musicales y los artistas más representativos de cada género y en cada época.

Y para acabar, ya que has llegado hasta aquí, te voy a pedir un favor: comparte este artículo en tus redes sociales!

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.