Publicidad y física cuántica: ¿Es la publicidad una realidad cuántica?

Publicado: 28 febrero, 2014 de Fran Molina en El publicista desencantado
Etiquetas:, , , , , ,

Hoy quería retomar la reflexión sobre el estado actual de las cosas que empecé en este post (os prometí que profundizaría más). Pero es que me he topado por ahí con un documental que ha captado mi atención. Ignora que el doblaje está en español latino, vale muchísimo la pena.

 

El eje central de esta producción divulgativa es  la física cuántica (también llamada mecánica cuántica). O lo que es lo mismo, cómo todo está relacionado con todo a escala microscópica. Uno de los postulados “básicos” de esta rama de la ciencia sostiene que todo empezó unido en el Big Bang y por eso todo sigue unido a día de hoy a un nivel muy profundo. A pesar de estar separado (entrelazamiento cuántico). Si te interesa más todo esto, te invito a que profundices más por tu cuenta. Por cierto, te recomiendo especialmente los últimos 10 minutos de documental. Son increíbles 😉

En otro documental más extenso sobre física cuántica se explica que afirmar que un objeto determinado “está” en una posición o lugar determinado es inexacto. No se puede realizar esa afirmación. No puedes preguntarle a tu madre donde ha dejado el coche. Es como preguntarle al número cinco por su estado civil. Por tanto, la física cuántica le otorga un papel esencial al observador en la configuración de la “realidad” (si es que se la puede llamar así). Todo es verdad o mentira en base al filtro de la observación. Ah, como ha quedado claro que el verbo “estar” es inexacto, a partir de ahora voy a escribirlo entre comillas.

El caso es que a medida que iba viendo el documental, gracias a los testimonios de los distintos científicos y especialistas me iba dando cuenta de que nuestras ideas, nuestros pensamientos y nuestra forma de hablarnos a nosotros mismos afectan al mundo externo. Configuran la realidad, la condicionan. Así, todo es verdad o mentira en función de lo que pasa por nuestra mente. O de como percibimos el mundo. ¿Esto te parece que es una locura? Vamos a intentar esclarecer que en realidad no lo es.

En un nivel cuántico, afirmar que algo "está" en un lugar concreto no es correcto.

En un nivel cuántico, afirmar que algo “está” en un lugar concreto no es correcto.

Un ejemplo claro lo tenemos en el ámbito empresarial. El mundo ha cambiado (no vamos a entrar si a mejor o a peor porque daría para otro post). Esto es así porque a algunas personas se les pasó por la cabeza que había necesidades por cubrir. Por ejemplo, necesitábamos ir de un sitio a otro de una forma más rápida y eficiente. En este contexto se entiende la invención de la rueda.

Otro ejemplo más cercano: la invención del Whatsapp. Alguien llegó a la conclusión de que hacer una llamada a alguien para decir “ya estoy saliendo” o “trae pan cuando vuelvas” era un gasto tonto. Pagar un minuto para una conversación de 10 segundos es una tontería.

Lo mismo pasa con el Cloud Computing, que ha cambiado la manera de trabajar en algunos sectores, e incluso la forma de hacer negocios. Alguien pensó que se perdía mucho tiempo en la “cadena de montaje“, por ejemplo, de las agencias de publicidad. El trabajo de uno depende del trabajo del otro y así sucesivamente.

Una de las posibilidades que ofrece la computación en la nube es la de trabajar en línea. Otra ventaja es la disminución de costes. Es evidente que en este ámbito había unos problemas que solucionar y el Cloud Computing nace con el objetivo de resolverlos.

Pues bien, ¿la rueda, el Whatsapp y la computación en la nube han cambiado el mundo? Es evidente que sí. Otra cosa es los posibles “efectos secundarios” que cada invento haya podido tener. Pero eso es otro tema.

Lo que estoy intentando explicar también es válido en lo que respecta a la comunicación con uno mismo. Si piensas que eres tímido, al final vas a acabar siendo tímido porque subconscientemente vas a ser coherente con ese concepto que tienes de ti mismo. Y claro, si piensas que eres tímido, acabarás siendo tímido y afectarás al mundo exterior no relacionándote con la gente. Es lo que se llama profecía autocumplida. Y de timidez y profecías autocumplidas entiendo un rato 😉

Fotografía original de Comrade 009, Wikimedia Commons

Fotografía original de Comrade 009, Wikimedia Commons

En fin, volvamos a la observación. Me encontré un reportaje en la Muy Interesante de este mes (soy adicto a esta revista) que sostiene lo siguiente: “Sólo existes cuando te miran”. Esta afirmación te puede parecer extraña, pero seguro que conoces al ya mítico Gato de Schrödinger. Pues es el mismo concepto.

En este sentido,  aquello que decía mi profesor de filosofía sobre que el instituto seguía “estando” cuando tú te ibas a casa es falso, no podemos asegurarlo con total seguridad. Es una cuestión de probabilidades. Sólo vas a saberlo yendo a ver si “está”. O abriendo la caja para saber si el gasto “está” vivo. Porque si no lo haces, el instituto “está” y no “está” a la vez. El gato “está” vivo y muerto al mismo tiempo.

Y yo me pregunto, si un día voy y ya no “está”…¿qué hacemos? ¿Mandamos construir Eurovegas en el lugar que ocupaba el instituto? Si nuestro gato ha muerto, ¿le robamos el suyo al vecino?

Parte del reportaje de Muy Interesante del mes de febrero.

Parte del reportaje de Muy Interesante del mes de febrero 2014.

Una vez más, te invito a investigar por tu cuenta. Esto tiene implicaciones que afectan a nuestro día a día.

Lo que yo finalmente quería reflexionar es lo siguiente. ¿Afecta la física cuántica a la publicidad? ¿Existe la publicidad sin que la miremos? ¿Está ahí esperándonos a la vuelta de la esquina, dispuesta a asaltarte? ¿O necesita de tu observación para materializarse en un “tiempo” y en un espacio concretos?

¿Qué pasa si durante los intermedios nos vamos al baño? ¿La publicidad es desintegrada por un rayo láser? ¿Le cortan la cabeza?

Bueno, he divagado bastante. Creo que esto de tener el blog me está volviendo loco. Supongo que la pregunta, relacionada con la física cuántica, que cabe hacerse es: ¿puede la publicidad cambiar el mundo? 

Yo creo que sí, como ya se habrá dicho muchas veces. De hecho, el mundo o la “realidad” ya es un reflejo de las corrientes de pensamiento o de conceptos alumbrados por la mente humana. Y la publicidad es una más de estas “subrealidades” que configuran una “realidad” mayor. Tiene un gran potencial como ente generador de cambio social y creador de realidad. Tiene capacidad para influir en grandes grupos de gente y de promover ciertas actitudes o visiones de lo que nos rodea. Por eso mismo, hay que tener cuidado con lo que se dice. Pero eso…ya da para otro post.

Sólo me queda pedirte que compartas esto en tus redes sociales y que aportes algo a este apasionante tema en la sección de comentarios aquí bajo!

Licencia Creative Commons

Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Anuncios
comentarios
  1. […] Publicidad y física cuántica: ¿Es la publicidad una realidad cuántica? […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s