Archivos para mayo, 2014

 

Me he encontrado por ahí un vídeo muy fresco y ameno que habla sobre el Storytelling y de cómo se puede generar emociones en tus clientes para conmoverlo y conectarlo con tu marca. En definitiva, en este vídeo (te lo pondré al final del post) se explica como mejorar el engagement de nuestra marca con su audiencia y sus clientes.

El autor es James Wedmore, un experto en Marketing y en el estudio del comportamiento humano y  al que, además, se le entiende maravillosamente bien en inglés sin necesidad de subtítulos. No como a esta gente de la que os hablaba en unos de mis últimos posts.

Pero dejémonos de preámbulos, voy a empezar a hablaros del contenido del vídeo. James empieza diciendo que va a hablarte de un poder muy especial que, bien usado, va a permitirte conectar con tus clientes y atraparlosEse poder es el Storytelling. 

5 tipos de historias para conectar con tu audiencia

Según James Wedmore, cuando éramos pequeños había cuatro palabras (tres en español) que eran capaces de captar nuestra atención y dejar volar nuestra imaginación: Once upon a time (Érase una vez…). Eran una palabras mágicas que nos permitirían vivir aventuras, conocer a alguien o visitar y explorar un nuevo mundo. Estas palabras nos hacían permanecer atentos a lo que nos estaban contando, nos mantenían entretenidos.

Y ahora, aunque todos hemos crecido, nada ha cambiado. Las historias siguen siendo igual de poderosas. Captan nuestra atención, nos enseñan grandes lecciones y nos inspiran. Por ello, es fácil comprender lo importante que es aplicar el Storytelling en cualquier interacción con tu audiencia.

5 tipos de historias para conmover a tu audiencia

 

James Wedmore ha hecho una clasificación de cinco tipos de historias que puedes contar a tu audiencia para conectar con ella y conmoverla. Esto, por cierto, es aplicable a cualquier ámbito de la vida y en cualquier contexto: ponencias, conferencias, relaciones interpersonales, etc.

1. El primer tipo de historia con gran poder de conectar con tus clientes es El Viaje Personal (The Personal Journey). Es muy posible que tu negocio o tu proyecto tenga detrás alguna buena historia detrás que sea digna de contar. Quizá alguna experiencia tuya pueda aportar mucho al mundo.

Puede tratarse de la decisión de resolver un problema sin solución o el encendido de una bombilla dentro de tu cabeza que te inspiró  para fundar tu negocio. Según James Wedmore, ése es el tipo de historia que a la gente le encanta escuchar. No te dediques exclusivamente a presentar los beneficios de lo que ofreces.

2. El segundo tipo de historia para cautivar a tu audiencia es la Superación de Obstáculos. Todos amamos las historias cuyos protagonistas superan unos determinados problemas. Quizá tú o uno de tus consumidores habéis protagonizado gestas que parecían imposibles para alcanzar una meta. Todos tenemos experiencias así que nos han hecho estar donde estamos ahora y que, por ello, merecen ser contadas.

Cuando compartes con el mundo tus problemas pasados y las dificultades que has ido encontrándote en el camino, tu audiencia va a responder muy favorablemente a este tipo de contenido. 

¿Y quién sabe? Quizá eso que tu experimentaste en el pasado, puede estar sucediéndole en este mismo momento a alguno de tus clientes. Le vas a servir de inspiración y se va a identificar con tu marca.

3. Otro tipo de historia muy persuasiva e inspiradora es la Fábula. Todos las conocemos. Son pequeñas historias ficticias cuyos protagonistas son animales u objetos inanimados. El objetivo es transmitir de una manera breve y amena un poderoso mensaje que puede orientar nuestra conducta cotidiana o inspirarnos.

fábulas conectar audiencia

Los grandes oradores, autores y escritores emplean las fábulas para transmitir valores morales o lecciones trascendentales. El ejemplo que pone James es el de el cuento llamado ¿Quién movió mi queso? En cuanto a mí, no soy fan de Jorge Bucay. Pero este cuento suyo es un gran ejemplo de fábula que todos podemos-y debemos- aplicar en nuestra vida diaria. Te lo recomiendo personalmente, y solo te llevará 2 minutos leerlo.

4. El cuarto tipo de historia que te hará conectar con tus clientes es la Historia Inspiradora. La gente quiere que le inspiren. Esto no tiene vuelta de hoja. Las personas queremos creer que lo imposible puede ocurrir. James Wedmore destaca la importancia de mirar alrededor. Hay grandes historias inspiradoras protagonizadas por actores, deportistas, otros personajes célebres e incluso clientes que hayas tenido. Y estas historias necesitan ser contadas, por que tu audiencia las necesita.

5. Por último, el quinto tipo de historia que puedes contar para conectar con tu audiencia es la Historia de Advertencia. O de aviso. Se trata simplemente de informar sobre los riesgos que conlleva realizar ciertos actos o las consecuencias de determinadas decisiones. Según James Wedmore, una de las motivaciones más profundas del ser humano es evitar el dolor (en el campo empresarial y del marketing, el dolor hace referencia a algo que le preocupa al cliente).

Si no, piensa en los motivos de éxito que tienen los informativos. Tendemos a creer que estando informados de lo que sucede en la actualidad estamos a salvo de los peligros. Por ello, es vital proporcionarle a tu cliente información importante. ¿Pero qué información es importante? Básicamente, es aquella que le permite ahorrar tiempo y/o dinero tras acceder a ella.

Estos son los cinco tipos de historias que James Wedmore te recomienda incorporar a tu estrategia de Marketing de Contenidos para conectar con tu audiencia. Recuerda, no todo es promoción y autobombo 😉

Aquí tienes el vídeo de James Wedmore que me ha “inspirado” para escribir este post.

 

Al final del vídeo James te propone un ejercicio. Coge papel y boli y escribe que cualidades o elementos de tu vida o de tu personalidad consideras que son dignos de transmitir a los demás. También sirven momentos en los que lo hayas pasado mal, alguna idea que haya resuelto algún problema en el pasado. También puedes hablar sobre que significan tus hijos o tus perros para ti. Esto otorgará a tu empresa, o a ti mismo si eres tu propio jefe, una imagen más humana. Y el siguiente paso…es ponerse manos a la obra!

Ya solo me queda pedirte que compartas este artículo en tus redes sociales si te ha parecido interesante. ¡Hasta la semana siguiente!

Licencia Creative Commons Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Anuncios

 

Hace unos días, la policía de Nueva York decidió poner en marcha una campaña en Twitter para mejorar su imagen y mostrarse como un cuerpo cercano, amistoso y en contacto con el ciudadanoAquí puedes acceder al Hashtag que crearon para la ocasión. La campaña consistía en que los usuarios de Twitter se subieran fotos con agentes para hacer gala de un buenrrollismo que, en mi opiniónno procede.

¿Pero qué ha pasado? Pues que a la Policía le ha salido el tiro por la culata (tatachán). Una vez más, lo que se supone que iba a ser algo bueno para la imagen del “anunciante”, se vuelve en su contra. La policía puso la primera piedra publicando una foto con un ciudadano para que los twitteros siguieran la misma línea, pero esto no acabó de salir bien. Amo Twitter por encima de todas las cosas (para bien y para mal). Las cagadas en materia de comunicación de terceros quedan expuestas y podemos aprender de ellas.

El caso es que, al poco tiempo, algunos genios empezaron a subir fotografías de policías que mostraban a estos agrediendo a manifestantes. Ya sabéis que la policía no es santo de mi devoción. Pienso que son unos mercenarios solo preocupados de su sueldo a fin de mes y no de hacer lo mejor por el pueblo. En este país hay suficientes pruebas de ello (desahucios). Pero ya hablé de eso.

Hay que reconocerlo. Hubo gente que sí subió fotos con lo policías, pero cuando un usuario “abre la veda”, esto se vuelve viral y cada vez más usuarios siguen el ejemplo. En cuestión de minutos Twitter se llenó de policías agrediendo a ciudadanos. No es mi intención entrar aquí en la polémica de si eran delincuentes, violentos liándola o que lo único que hicieron fue tener mala suerte y llevarse un guantazo que no era para ellos. No.

Mi objetivo es destacar y centrar la atención en el ERROR GARRAFAL que cometió este Community Manager (si es que de verdad lo es). Hay gran cantidad de ejemplos en la red de hostiones  comunicacionales como estos. Yo, en su lugar, no me habría arriesgado a llevar a cabo esta iniciativa. Cuando una “empresa” tiene dos caras (como es el caso de la Policía) es muy arriesgado llevar a cabo ciertas campañas.

Twitter es una gran herramienta al servicio de la comunicación, pero tiene sus pros y sus contras. Y hay que conocerlos. Cuando una plataforma como Twitter le da tanto protagonismo al usuario y estimula tanto su creatividad y su formación de opiniones, pasa esto. Y no tenerlo en cuenta puede provocar crisis de reputación online como ésta que nos ocupa.

Antes de poner en marcha un Hashtag, piensátelo dos veces. En este caso, creo personalmente que la policía de Nueva York debería haberse olvidado de esta iniciativa.

Una surrealista crisis de reputación online en Twitter

Otro caso sonadísimo y reciente fue el protagonizado por la Community Manager de US Airways. Todo empezó por una queja de un cliente que el responsable de comunicación estaba llevando de manera más o menos aceptable. Estaba respondiendo al usuario y pidiendo perdón por los retrasos. Ya es más de lo que hacen algunos CM, que ni contestan.

Aunque el cliente seguía quejándose, la relación cliente-marca entraba dentro de una cierta normalidad…hasta que en uno de los twits la Community Manager cargó una fotografía pornográfica. Y por lo visto, la fotografía tenía a un avión como protagonista. Esta anécdota surrealista se convirtió en TT en tan solo 25 minutos.

Yo no voy a poner la foto en este post, no quiero hacer leña del árbol caído. Si no puedes resistir la curiosidad, búscala tú mismo. El caso es que la responsable de comunicación que tuiteó esa foto fue despedida y US Airways pidió perdón. Pero el daño ya estaba hecho, mucha gente en 140 caracteres decía abiertamente que no volvería a volar con esta empresa.

En definitiva, todos estamos destinados a cometer errores. Y más en una red social, donde la faena se acumula y crece como una bola de nieve (me encanta esta metáfora). Por ello, en mi opinión es vital antes que nada pensar en los pros y en los contras de aplicar una campaña y decidir si de verdad vale la pena ponerla en marcha. Y en segundo lugar, lo que ya se ha dicho tropecientas mil veces: ten un plan de comunicación de crisis para saber qué hacer y qué decir.  El usuario siempre va a ir por delante de ti. Tienes que estar preparado.

Licencia Creative Commons Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.