Archivos de la categoría ‘Análisis de campañas’

Últimamente he tenido muy poco tiempo y muchas preocupaciones laborales como para ponerme a escribir. Y las sigo teniendo. Pero estos días está pasando algo que me ha despertado una reflexión y creo que vale dedicarle unos minutos.

Se trata del Ice Bucket Challenge. Esta es una iniciativa impulsada por varias asociaciones dedicadas a luchar contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica. El caso es que muchos famosillos y algunos famosuchos se han dedicado a tirarse por encima un cubo de agua helado. Y yo, que odio tanto las modas virales, como ya sabéis, enseguida me puse a criticar en Facebook el nuevo estúpido fenómeno viral.

Pero resulta que aquí metí la pata, porque detrás de eso había mucho más. Cada persona que se grabara tirándose un cubo de agua helada tenía que donar X cantidad de dinero a la causa. Y claro, no podía ser cualquiera quien saliera haciendo eso. Tenía que ser alguien con tirón para darle alas al asunto.

Enseguida empezaron a salir famosos mojándose supuestamente por la ELA. Y digo supuestamente, porque desde las asociaciones españolas se asegura que no están llegando apenas donaciones. Cosa rara, cuando los vídeos de nuestras celebridades tiritando de frío inundan la red. Y no solo nuestras estrellas, también a nivel internacional.

 

¿Qué ha pasado aquí? Pues que, como pasa siempre, los famosos pasan a ser meros portadores de mensajes. Prescriptores. Sirven como foco mediático de lo que se quiere destacar, pero el caso del Ice Bucket Challenge pone de relieve que no se suelen implicar realmente en las causas benéficas que dicen apoyar. Esto nos debe hacer desconfiar, pues muchos solo buscan ponerse una medallita. Como Apple, que dice ser una empresa sostenible pero sus productos “que ya no sirven” acaban en vertederos tecnólogicos africanos.

Esto del Ice Bucket Challenge se ha convertido en un jueguecito. O en una estrategia de marca personal, incluso. Marketing puro y duro para que percibamos una imagen simpática y cercana de esta gente. Los famosillos se nominan unos a otros como si fuera un entretenimiento y nosotros como espectadores vemos los vídeos para ver como “sufren” nuestros ídolos. Y de la ELA, nos olvidamos.

¿Por qué ha fracasado esta campaña, a pesar de haberse convertido en el nuevo fenómeno viral del momento? En mi opinión, lo que ha pasado es que esta iniciativa se ha vampirizado. Es decir, es inicialmente una idea tan buena eso de hacer que famosos de manera solidaria se tiren agua helada y cubitos por encima que ha eclipsado al importante mensaje  y a la “marca” que hay detrás, haciéndola invisible: la ELA es una enfermedad devastadora que no tiene cura y deja a los que la padecen en una situación muy delicada. Por decirlo de una forma. Pero claro, de la ELA…nos hemos olvidado. 

PD: ¿Por qué se tiran agua helada por encima? ¿Qué relación tiene con la enfermedad? No tiene sentido.

PD2: Por suerte, estoy inmerso en un proyecto profesional y no tengo mucho tiempo para dedicar a este blog. Lo haré de manera esporádica, como un hobby. O como hoy…cuando algo me invite a reflexionar y escribir.

Anuncios

 

Ha pasado ya más de una semana desde que se celebraron las Marchas de la Dignidad y aún estamos en plena resaca mediática. Pero tras 8 días, creo que es un buen momento para poner el foco de atención en el tratamiento mediático que se ha hecho de ellas. Ya os adelanto que no ha sido todo lo independiente ni justo que debería ser. Pero vamos al lío.

Dos días antes de que tuvieran lugar las Marchas, nuestro amigo Ignacio González-presidente de la Comunidad de Madrid-las ha comparado con el movimiento neonazi griego Amanecer Dorado. Gonzalez sostiene que las manifestaciones comparten muchos principios con el citado partido griego. Claro, yo que estoy un poco verde en estos temas decidí investigar sobre Amanecer Dorado. Y efectivamente, este partido político heleno también se movilizó contra los recortes y el desempleo en Grecia.

Y para de contar. Esas son las únicas coincidencias entre las marchas españolas y el partido fascista griego. Porque Amanecer Dorado y las Marchas de la Dignidad no comparten ideas, sino una única preocupación: la mala situación económica de su país. Ya está. Porque echando un vistazo a su historia, su programa electoral y su ideología podemos ver que Amanecer Dorado:

  • Ha sido acusado de atentados terroristas  y de posesión de armas y explosivos.
  • Tiene un marcado carácter xenófobo. Este partido considera que solo los griegos tienen derecho a la propiedad.
  • Para evitar la entrada de inmigrantes, propone la instalación de minas antipersona en las fronteras (¿a qué esto os parece familiar?).

Bueno, ya he quedado claro que no se parecen ni en el blanco del ojo. Quiero pensar que Ignacio González no es tonto, aunque siendo discípulo de Esperanza Aguirre tengo mis dudas. Prefiero pensar que lo único que ha querido hacer es criminalizar y calumniar un movimiento ciudadano y democrático simplemente por ir en contra de sus intereses. No es que sea tonto, sino que piensa que nosotros sí. En fin.

Ignacio González saliendo bien.

Ya la misma tarde del 22 de marzo, Antena 3 (es donde suelo ver las noticias) abría su informativo de sobremesa con las imágenes de unos 20/30 manifestantes  insultando a unos policías que iban de paisano. Esto es claramente intencionado, es de sobra sabido que Antena 3 tiene una ideología capitalista y de derechas. Sino, buscad información sobre su propietario, José Manuel Lara. Por ello, convenía desacreditar cuanto antes este movimiento. Todas las informaciones de Antena 3 durante estos días han seguido la línea editorial de criminalizar las Marchas, ofrecer informaciones sesgadas y ser imparcial.

Vamos a ver, la ciudadanía se organiza desde distintos puntos de España y lo primero que resaltó Antena 3 es que cuatro imbéciles se pusieron a insultar a polícias vestidos de paisano. ¿De verdad eso es lo más destacable?  Un poco de imparcialidad, coño. Se debe mostrar lo malo, pero lo bueno también. No queremos medios de comunicación vendidos. Para eso, mejor no tener nada. Estoy harto de los medios de comunicación que no tienen personalidad ni objetividad, solo intereses. Con las Marchas de la Dignidad, se está señalando a la luna pero los MCM se empeñan en centrar la atención en el dedo. Porque conviene a “no-sé-quién”.

¿Esto es periodismo? ¿O es más bien clientelismo? En definitiva, han pasado los días y Antena 3 ha seguido en sus trece. No han dicho nada sobre las decenas de miles de personas que no se han metido con los policías. Ni sobre los decenas de miles de personas que no han causado disturbios. Aún estoy esperando las disculpas de Matías Prats por manipularme de esa manera tan sucia.

Hablando de manipulaciones, la noticia que difundió la policía ya fue el colmo. Supuestamente, se había requisado en la manifestación del 22-M una muleta con un punzón incorporado, pero dos días antes otros policías ya habían compartido esa imagen en Facebook! Esto ya me parece vergonzoso. La policía nos miente descaradamente con tal de demostrar que tiene la razón, incluso cuando no la tiene.

Hemos llegado a un punto en el que estamos empezando a tocarle los huevos al gobierno. Y esto tiene su reflejo en las órdenes que los politicuchos dan a los fuerzas de seguridad, que no son más que unos mercenarios que no defienden al ciudadano. Lo único que defienden es su sueldo a final de mes. Y si hay que pegar o echar a la gente de sus casas, pues se hace y punto.

La publicación de esa noticia podría ser un ejemplo. Cuando el pueblo empieza a ganarle la partida al gobierno con manifestaciones, huelgas, etc, se pone en marcha la maquinaria mediática del poder. Que poco elegante es que desde la policía nos mientan a la cara. Si no podemos depositar nuestra confianza en la policía, porque nos engaña y nos manipula…apaga y vámonos. ¿Qué nos queda? Para mí, no gozan de crebidilidad. Pierde la razón al mentirnos de esa manera tan descarada.

Aquí es cuando entra en juego el papel del periodista. Aunque ya hemos visto que en ocasiones no nos trae la verdad. Ahora que la policía y el gobierno se empeñan en mentir y manipular, hace falta más periodistas como Jordi Évole o Ignacio Escolar. Son una especie en extinción, por lo visto.

Por cierto, justo ayer se publicó un vídeo en el que se ve como unos antidisturbios comienza a perseguir y a golpear con la porra a unos periodistas que cubrían la manifestación antimonárquica de Madrid.  Es lo de siempre, la monarquía en este país es intocable. Cosa que no entiendo, porque acumula más deméritos que méritos para ese reconocimiento casi unánime en las esferas públicas. Pero vamos a lo que nos importa.

Parece que la policía de este país no se cansa de quedar en evidencia delante de toda España. Es algo muy grave que se agreda a unos periodistas que están trabajando. “Y los policías también” dirán algunos. Pero no, ya he dicho que los policías realmente se deben a los ciudadanos, no deben ser marionetas de poder y represión de la gente que paga sus sueldos con impuestos.  Aquí queda claro que no están al servicio del pueblo, sino al servicio del gobierno. Son sus perritos falderos. Hay una frase de la serie True Detective que dice: “Claro que soy peligroso, soy policía. Podría hacer cosas horribles con total impunidad”. 

 A ver qué excusas se inventa ahora nuestro pésimo ministro de Interior para justificar esto.

 

Para terminar, decir que en ninguna página web de las principales cadenas de televisión aparece esta noticia. ¿Por qué será? ¿Y por qué será que se intenta mentir o desinformar sobre el número de asistentes a las Marchas de la Dignidad? ¿O por qué se han silenciado tanto en los medios de comunicación principales en las fechas anteriores al 22-M?

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales!

PD: Qué bien le vino al gobierno que el día 23 de marzo hubiera un Madrid-Barça. Así se pudieron ahorrar el esfuerzo en tramar sus “geniales” cortinas de humo para desviar la atención mediática. Mirad las portadas de ese día, hablan por sí solas.

Portadas de los principales periódicos del día 23 de marzo.

Portadas de los principales periódicos del día 23 de marzo.

Licencia Creative Commons

Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Antes que nada, siento no haber publicado la semana pasada. Se me complicó mucho la cosa y no pude ponerme a maquinar nada. Esta semana sí he podido encontrar un ratito libre para hacer un vómito breve. Ah, si te perdiste mi último post…aquí lo tienes.

Quizá llego un poco tarde, pero acabo de encontrarme por ahí una ingeniosa campaña de marketing puesta en marcha por el papa Francisco I. El producto lanzado recibió el genial nombre de Misericordina y venía con un packaging más genial aún. Éste.

Misericordina, el “medicamento” recomendado por el papa Francisco.

Si al igual que yo no conocías la campaña, te estarás preguntando: ¿y la Misericordina ésta qué es? Pues ni más ni menos que un simple rosario. Y viene acompañado de una bonita estampita de nuestro amigo Jesús y…un prospecto! Para Francisco I, es un “remedio espiritual a los males que acucian esta sociedad”. El Papa pelotudo (por argentino, no por otra cosa) afirma que esta “sustancia” proporciona “ayuda espiritual para el alma  y para difundir amor, el perdón y la fraternidad“.

Vamos, que la Misericordina es un producto supernecesario teniendo en cuenta los tiempos que corren. Pero vamos a dejar las implicaciones filosóficas/ideológicas.

¿De dónde viene esta idea? En realidad no se le ocurrió a Francisco, sino que nació allá por 2011. Este medicamento fue un souvenir para los jóvenes que acudieron a la jornada de la juventud de Gdansk (Polonia), en otoño de ese año. El autor intelectual (ahora que está tan de moda ese concepto) fue el seminarista polaco Blazej Kwiatkowski. En este artículo puedes conocer mejor cómo surgió esta iniciativa. Yo no voy a detenerme mucho aquí.

El caso es que ha sido un pelotazo. El departamento de comunicación del Vaticano (que lo tiene, no lo dudes) se ha marcado un tanto con esta Misericordina. A finales de noviembre de 2013, se llevaban vendidas 2000 unidades y venían de camino 10000 más para ser vendidas. Se pueden comprar en una iglesia de Roma y a través de Internet. ¡La Santa Sede vendiendo por Internet! Es de locos, ¿eh? Y luego aún hay empresaurios que pasan del tema… Me parece muy chocante que la Iglesia se pase antes al comercio electrónico que muchas empresas.

También me parece curioso que haya una tienda online en la que se vendan objetos religiosos: Holyart. Creo que voy a dejar de pensar que ya lo he visto todo. Siempre encuentro algo que me vuelve a sorprender.

Tómate una Misericordina antes de cada comida!

Por cierto, me parece un poco criticable que en lugar de regalar la Misericordina, la vendan…En definitiva, un ejemplo más de que la Iglesia como institución no es lo que dice ser. Si fueran coherentes con todo lo que pregonan, la regalarían.

En mi opinión, están haciendo negocio con la fe de la gente. Ay, perdón. Esto no es nada nuevo. Llevan así toda la vida.

Las contradicciones típicas: defiendo el derecho a la vida pero acarreo muchísimos muertos a mis espaldas; defiendo la austeridad mientras el anillo de mi dedo vale tanto que daría de comer a muchos niños en África.

Y ya que hemos topado con la Iglesia, voy a hacer una pequeña reflexión personal sobre los nuevos vientos que soplan en esta institución. NO ME FIO UN PELO. Me produce mucha desconfianza la actitud del nuevo Papa. Tan liberal, comprensivo y hasta a favor de la homosexualidad¿Modernidad? ¿Concordia? ¿O hipocresía?

¿Y tú? ¿Qué opinas de los nuevos mensajes “comerciales” del cristianismo? ¿Es un cristianismo 2.0? ¿O es el mismo perro pero con un vistoso collar de colores?

¡Comparte este artículo con tus amigos en las redes sociales! Ya sabes donde están los botones 😉

PD: Si tienes una empresa y aún no vendes por Internet, háztelo mirar. La Iglesia ya lo está haciendo. ¿Vas a ser menos? Podría darte algunos motivos, pero de eso ya se ha hablado mucho.

Licencia Creative Commons

Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Me vais a tener que perdonar, pero ha vuelto a ser una semana movidita y no he tenido tiempo de pensar en nada que contaros. Entre unas cosas y otras me dije: el sábado habrá pasado (de momento) todo el ajetreo y me pondré a escribir algo. Pero claro…con tantas cosas en la cabeza cuesta tener la mente despejada para tratar temas más elaborados como el de mi último post. Si aún no lo has leído, te lo recomiendo humildemente. Considero importante que lo leas. Puedes hacerlo aquí.

Pero vamos al lío, esta mañana me he encontrado por accidente un vídeo sobre Coca Cola y me he dicho a mí mismo: voy a hablar sobre él. Veréis que toca un tema muy de actualidad. Aquí lo podéis ver, dura solo 30 segundos.

Esta semana os voy a hacer una reflexión corta pero espero que pueda aportar algo. Vamos allá. Gracias a esta ingeniosa contracampaña hecha por el canal de Youtube Insolentes Bastardos, se pone el foco de atención en algo totalmente distinto de lo que Coca Cola destaca en sus campañas. En ellas todo es felicidad y buenos momentos. Pero resulta que ahora esta compañía ha planificado un ERE que ha afectado a 1250 trabajadores (750 despedidos y el resto recolocados). Resultado: las plantas embotelladoras de Alicante, Palma de Mallorca, Fuenlabrada (Madrid) y Colloto (Asturias), cerradas. Esto es lo que denuncia este mejor “anuncio” de Coca Cola, como ellos mismos lo han llamado. 

Si bien es cierto que las condiciones de los que dejarán de trabajar para Coca Cola podrían ser peores, perder un empleo no debe ser algo agradable, evidentemente. Y menos ahora, con las casi nulas opciones de encontrar otro puesto de trabajo.


Manifestación contra el ERE de Coca Cola. Fotografía original de P. NOSTI

El objetivo de este artículo no es tanto criticar este decisión de Coca Cola cuando es una compañía que obtiene beneficios multimillonarios (sus razones tendrán, igual no era rentable mantener esas cuatro plantas embotelladoras) sino centrar la atención es una especie de doble moral o doble rasero. Hablan de felicidad y de “chispa de la vida” pero ponen en la calle a 750 personas. Dejando a parte que sus razones tendrán, como ya he dicho, ¿no veis aquí una incoherencia?

A eso me refiero. Todo este asunto me ha hecho darme cuenta -una vez más, porque el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra- de que no todo es lo que parece ni como nos lo venden. Está lo que se ve en los anuncios o en las comunicaciones de una empresa. Y también está lo que hay detrás, en la trastienda…que como en este caso puede contradecir al mensaje comercial que se difunde. Entonces, ¿qué es más real? ¿El mensaje comercial…o lo que comunica a diario una determinada compañía con sus decisiones y acciones? ¿Qué pesa más?

Por cierto, esto de que cualquiera en Internet pueda meterle palos a una gran empresa debemos considerarlo una bendición. Incluso si formamos parte de la empresa criticada, porque esto nos puede dar la oportunidad de lavar nuestra imagen. Y si lo que se vierte sobre nosotros es falso, vamos a tener la oportunidad de desmentirlo con datos objetivos, tranquilizar a nuestros clientes y poner a la opinión pública a nuestro favor. Se trata de un gran acto de responsabilidad y transparencia. Pero volvemos a lo mismo, hay que pensar: ¿hasta qué punto lo que nos dicen es verdad? 

Os dejo que forméis libremente vuestra opinión y si queréis contármela, podéis hacerlo dejando vuestro comentario aquí debajo 😉

Eso es todo hasta la semana que viene. Si te ha parecido interesante este vómito, puedes compartirlo con los botones sociales que tienes aquí debajo!

Licencia Creative Commons

Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Google acaba de lanzar Music Timeline, una llamativa línea temporal que recoge y muestra los distintos géneros musicales, su evolución en el tiempo y los artistas que más destacaron en cada ámbito. Esta innovación supone un nuevo guiño del gigante de los buscadores a la cultura, esta vez a la música. Este artículo tiene la intención de analizar en la medida de lo posible esta herramienta recién lanzada, por lo que va a ser más objetivo (aunque igual de válido) que el anterior. Puedes leerlo aquí.

Vamos allá. Lo primero que llama poderosamente la atención de Music Timeline es su espectacular y colorido diseño. Si te autodenominas hipster, te gustará 😛 Cómo se puede ver en la imagen de abajo, cada tonalidad de color representa a un género musical, por lo que desde un punto de vista de usabilidad y navegación suma muchos puntos para el usuario. Es muy intuitiva y fácil de usar. No cuesta nada encontrar lo que estamos buscando. No podíamos esperar menos de Google.

Music Timeline, la herramienta musical de Google

Esta cronología musical comienza en 1950. Al pie de la gráfica tienes una sugerencia de artistas para empezar a trastear. Para saber mejor cómo funciona, os invito a hacer este sencilla búsqueda al mismo tiempo que yo (no encuentro la manera de hacer capturas de pantalla en mi ordenador). Vosotros podéis bucear en el estilo que queráis.

Pongamos que queremos saber qué artistas de folk lo han petado en décadas anteriores. Lo he elegido para saber quién se ha movido en este estilo. El folk está representado en color añil, creo. Se me dan muy mal los colores. Si a ti también, busca un azul muy claro. No tiene pérdida 😉

Una vez hacemos clic en el género que hayamos escogido…vas a ver que aparece un nuevo gráfico con distintas curvas. Cada una de ellas hace referencia a subgéneros, en este caso del folk. Si te fijas en la parte de abajo verás que la sugerencia de artistas ha cambiado…y aquí es dónde te llevarás sorpresas si no estás muy puesto musicalmente. A modo de curiosidad, ¿sabías que Bob Dylan se adentró en los terrenos del folk? Admito que yo no.

Si pinchas en alguno de los subgéneros se abrirá otra gráfica molona y aparecerán nuevos cantantes y grupos. Si pinchas en uno de ellos o en la portada del disco que aparece debajo del gráfico, se te redirigirá a Google Play para poder ver sus álbumes y poder comprar si lo deseas. Puedes comprar canciones sueltas o el álbum entero. Podrás ver la duración de las canciones, recomendar en Google Plus el disco en cuestión o si tienes un perfil activo en Play, podrás ver tu selección de temas favoritos. Si no tienes creada una cuenta, te la podrás crear en un minuto para empezar a disfrutar de esta funcionalidad.

Como se puede apreciar, en Google han tenido visión para desarrollar una nueva aplicación y ligarla rápidamente con Google Play para ofrecer un servicio más completo y cómodo a sus usuarios. Así, aumentan las posibilidades de Music Timeline. Además, Google ha hecho un encomiable esfuerzo a favor de la cultura musical por recopilar una gran información que estaba más dispersa.

Personalmente, esta cronología me parece muy interesante porque se puede averiguar de un vistazo que estilos musicales son minoritarios, cuáles están perdiendo terreno y cuáles no paran de crecer. Puedes ver que, por ejemplo, el folk ha perdido muchísimo protagonismo y lo han ganado la música electrónica y el indie. Y lo siguen haciendo.

Esto me lleva a pensar en las posibilidades que les da a las empresas. Las  marcas se podrían beneficiar de esta herramienta. Pueden seleccionar canciones o artistas para inspirar en ellas sus campañas o comunicaciones comerciales en función de cuál sea su público objetivo y sus preferencias musicales. O de la personalidad que quieran imprimirle a sus anuncios. ¿Creéis que las empresas empezarán a usar Music Timeline con esta finalidad? Desde luego, tienen muchísima información recogida en un mismo punto.

Pero no todo son aspectos positivos. Desde mi punto de vista la línea temporal deja fuera décadas muy ricas musicalmente hablando como las de 1930 y 1940.  Por otro lado, la música clásica -por alguna extraña razón- NO aparece en esta cronología. Si investigas en Google Play verás que sí  se descargan piezas de música clásica.

Por si fuera poco, según señalan los más críticos con esta aplicación, Google sólo tiene en cuenta las descargas que hacen los usuarios desde Google Play y no incluye las hechas desde Spotify o Itunes. Es de sobra sabido que los usuarios de Apple suelen tener otras  aficiones e inquietudes culturales. Pero claro, como esto es una aplicación de Google…

Por último, los contrarios a la nueva creación de Google sostienen que los artistas que aparecen en las gráficas son los más decargados en la actualidad  por los consumidores y no los que más triunfaron en su época. A mí, desde luego, la aplicación me gusta. Es muy útil y contiene muchísima información presentada de manera intuitiva y acorde a los principios de usabilidad web. Aún así, considero que los críticos tienen razón en lo que argumentan. Deberían completar la variedad musical con la música clásica más descargada. ¿Qué opinas tú?¿Qué te parece Music Timeline? 

Ya sólo me queda pedirte que compartas este post en tus redes sociales! Aquí debajo tienes los botones para hacerlo directamente desde el blog 😉

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Hoy voy a hacer una reflexión rápida, que tengo que salir a hacer unas cosas. Viendo el informativo a la hora de comer me he enterado de la siguiente noticia: la familia real (sí, lo he puesto en minúsculas a propósito) ha diseñado una nueva sección en su web pensando en el público infantil. Es un hecho muy curioso. Esta sección es muy llamativa y vistosa, muy bien planteada teniendo en cuenta que va dirigida a niños. Hasta hay versiones animadas de los integrantes de la “gran familia”. Sólo les ha faltado hacer una serie de dibujos animados. En fin…Hasta ahí, bien. Pero vayamos más allá.

¿Por qué la familia real, o sus responsables de comunicación, siguen esta estrategia? ¿Por qué hay necesidad de dedicar una sección de su web a este público infantil? ¿No es esto un intento, bien planificado y ejecutado, pero un poco desesperado, de limpiar la imagen de la corona en nuestro país?

Es sabido que nuestra (¿?) familia real no pasa por su mejor momento desde hace ya un tiempo. Primero la movida con Marichalar y luego el escándalo del rey de caza por África y lo de Urdangarín, que aún está por ver cómo acaba. Me meto que se irá de rositas, igual que todos los peces gordos en esta mierda de país.

Por cierto, ¿cuántos más viajes se habrá hecho el rey (sin mayúsculas en las iniciales, acuérdate) a nuestra costa antes de que nos enteráramos por ese desgraciado accidente? Y no para trabajar, sino para hacer cosas tan útiles, productivas y loables como irse a matar elefantes. Por cierto, haced clic aquí al lado. No os arrepentiréis 😉

Voy a centrarme, que me voy por las ramas (igual que siempre). Voy a pasar de comentar la web y lo que se puede hacer en ella (me parece irrelevante). Podéis hacerlo vosotros si queréis en el enlace que os he puesto en párrafos anteriores. Lo único que destacaría yo es que esta web tiene el objetivo de acercar la casa real a los más pequeños. Pero el fin último que veo que persiguen es intentar darle la vuelta a la maltrecha imagen que el rey y compañía que tienen hoy en día en todo el país. Y para eso, que mejor que “utilizar” a los niños.

Pero creo que los niños no son más que los destinatarios de la web. Son los que van a disfrutarla. Creo que el mensaje no va dirigido a ellos. El mensaje va dirigido a todos nosotros, a la población adulta. Personalmente, creo que la familia real quiere dar una imagen de modernidad, compromiso social y enfocada a los más jóvenes. Vamos, una estrategia para limpiar su nombre. Si es que ya lo he dicho por allí arriba, para que repetirme y alargar un tema que no tiene más. Cómo decía mi profesora de lengua, no hay más cáscaras.

PD: Una institución obsoleta, que no sirve para nada y que encima nos cuesta un dineral que podría dedicarse a otras cosas… a mí no me la va a colar. Si de verdad buscan limpiar su imagen, vayánse de aquí.

Ayer Desigual la volvió a liar. Anoche, justo después de ver el spot en un intermedio de Invictus, lo tuiteé.

A modo de curiosidad, Desigual España marcó ese tuit mio como favorito. Que ilusos… Pero no fui el único que se metió a darle caña al pajarito azul, sino que todo Twitter echaba humo. Había comentarios de todo tipo, la mayoría eran de rollo “estamos locos o qué?” Pero señores, Desigual lo ha vuelto a conseguir. Ha vuelto a dar que hablar.

Y es que a Desigual le da igual (tatatachán :P) que a nosotros no nos guste ese anuncio. O que lo consideremos feminista, o una ofensa o una guarrada o lo que cada uno pueda pensar. A mí simplemente no me gusta. Pero, ¿por qué a Desigual no le importa todo esto?

Hay una premisa básica para nuestra existencia: no puedes gustar a todo el mundo. Y hay una premisa básica en publicidad: No debes gustar a todos, necesariamente. Si tratas de complacer a todo el mundo y te olvidas de ser tú mismo…nadie te va a querer. Pues en esas está Desigual, que ha hecho algo muy bien. Desigual sabe que hay danzando por ahí un nuevo tipo de mujer que reúne las siguientes cualidades: inteligente, decidida, con confianza en ella misma y en sus posibilidades. Una mujer que coge el toro por los cuernos. Vamos, que ha visto una oportunidad de segmentar un poco el mercado a su favor y cual lince ibérico la ha aprovechado.

Eso es lo que hay detrás de esta campaña. Así que personalmente creo que deberíamos dejar de escandalizarnos porque la publicidad es un reflejo de la sociedad actual, o al menos de parte de ella. Del mismo modo, seguro que hay algún anuncio en el que se representen familias monoparentales o cuyos protagonistas sean padres solteros. O cómo éste, que refleja una familia moderna y liberal. Me encanta este spot, por cierto.

Vale vale, ¿pero por qué Desigual sigue haciendo anuncios cómo éste? “Si son un canteo, son muy descarados e incluso pueden ofender a algunas personas”. Creo que se puede deducir fácilmente. Simplemente por que la fórmula le ha funcionado. El experimento le salió bien el año pasado con aquél Tengo un plan y ya se sabe…¿para qué tocar lo que funciona?

Para terminar, sólo quiero decir que no estoy defendiendo esta campaña. De hecho, no me gusta. Pero es que no es a mí al que tiene que gustar, ni a muchos de vosotros. No somos el target de Desigual, así que no les importa que critiquemos el anuncio. Al contrario, buscan dar que hablar para ser virales y así poder llegar a sus potenciales clientes. Y lo están consiguiendo, porque mientras escribo estas líneas los usuarios de Twitter siguen generando conversación sobre el spot.

¿Qué pensáis vosotros? Me gustaría conocer vuestra opinión!

Ah, y comparte el artículo en tus redes sociales!

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.